Arquitectura, BLOG PROYECTOS, Obras y proyectos

Edificio Galaxy SOHO, Pekín

Galaxy SOHO es el centro comercial más revolucionario de la década, incluso ganó el premio Pritzker Zaha Hadid por su innovador diseño curvo de aluminio y cristal. La edificación está diseñada para unificar todos sus elementos en una sola unidad. 

Se encuentra en China, en su atractiva capital, Pekín, un lugar con una arquitectura interminable que ha revolucionado el mundo desde sus obras más antiguas hasta las modernas. El edificio comenzó a construirse en 2009 por los arquitectos de Zaha Hadid Architects en colaboración con la compañía china BIAD Beijing Institute of architecture & design; fue en 2012 cuando concluyó su edificación y abrió sus puertas al público.

El edificio Soho une sus cuatro estructuras internas por medio de puentes que se integran con una de las avenidas más importantes de la ciudad, creando una dinámica con los espacios abiertos al interior. Por otro lado, cuenta con un espacio de 330 mil metros cuadrados y 67 metros de altura en los que encontrarás 15 pisos ocupados por oficinas, retails y estancias de entretenimiento. 

Además, dispone de tres niveles y en cada uno se desempeñan diferentes actividades. En la parte inferior se encuentran los bares, restaurantes y cafeterías, en los niveles superiores están los espacios para oficinas (destinadas al estudio de nuevas formas de innovación) y en el último nivel se encuentran los comercios de ventas.

Su diseño también es muy comentado, pues en el exterior está diseñado con paneles de aluminio, cristal y piedra y para el interior se utilizaron instrumentos completamente diferentes como el vidrio, terrazo, acero inoxidable y yeso reforzado. Inclusive tiene un sistema de refrigeración en la azotea que reduce los efectos de baja temperatura que provoca la sostenibilidad arquitectónica con la que dispone el edificio.

El edificio se caracteriza por contar nuevas formas de sustentabilidad como estacionamientos para bicicletas y vehículos de baja emisión, deducción de consumo de agua potable en un 20% e iluminación de bajo voltaje, incluso obtuvo la certificación LEED BD+C. Su diseño está inspirado en la arquitectura tradicional china; en palabras de Zaha Hadid “el edificio es una reinvención del patio chino clásico, que genera una experiencia inmersiva y envuelve el corazón de Pekín”.
Galaxy SOHO se convirtió en un hito más para la ciudad de Pekín, ya que está inspirado en el paisaje chino de los arrozales distribuidos en terrazas. Sin duda marcó un antes y un después para futuros proyectos de edificación, pues Zaha Hadid dio un paso hacia adelante para mostrar que la arquitectura tradicional y la arquitectura urbanista no están peleadas y se pueden unir para crear una infraestructura sin igual.

Entradas Relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.