Arquitectura, BLOG PROYECTOS, Obras y proyectos

Cocoon Tower, Tokio

Es uno de los edificios más famosos de Tokio, por ser el segundo edificio escolar más grande del mundo. Fue diseñado por el arquitecto Paul Noritaka Tange en el 2009 y cuenta con 204 metros de altura y 53 plantas. Se ha convertido en un icono arquitectónico para la ciudad de Tokio, pues consiguió el prestigioso premio “Emporis ” en el año 2008. Su nombre oficial es “Mode Gakuen Cocoon Tower”.

Estructura 

Fue edificada con una loza de 3.8 metros de espesor por encima de una balsa de acero y almidón: en caso de existir alguna anomalía como sismos o temblores, el edificio resistirá a pesar de su gran altura.

La estructura principal se compone de tres marcos de diagramas eléctricos y un marco que forma el núcleo interno del edificio: este tiene un corte a ras de suelo que crea ciertas deformaciones relativas en las plantas intermedias debido a la flexión de cada uno de los marcos que se conectan rígidamente uno con el otro en la base y la parte superior. Adicionalmente se colocaron amortiguadores de aceite para explotar las deformaciones y disipar la energía asociada por los sismos. El núcleo tiene seis amortiguadores para reducir la fuerza sísmica.

Cocoon Tower, Tokio

Especificaciones 

Curiosamente, tiene la forma de un enorme capullo y simboliza el conocimiento que van a adquirir los estudiantes durante su etapa escolar. Dentro del edificio se encuentran tres escuelas que en conjunto tienen la capacidad de acomodar 10 mil estudiantes.

Las plantas dentro del edificio están conectadas: giran a 120° alrededor del núcleo interno, desde el primer al último piso. Sus núcleos centrales se encuentran en el ascensor, escalera y el eje de la estructura. Las escuelas están divididas en niveles inferior, medio y superior.

Hay tres áreas libres donde los estudiantes pueden pasar sus tiempos de descanso y dos espacios que son utilizados para eventos con capacidad para mil espectadores. Incluso, cuenta con un espacio en la parte más alta del edificio  diseñado espacialmente para que los helicópteros aterricen.
El edificio Cocoon Tower superó muchos desafíos a lo largo de sus construcción, ya que los encargados fueron capaces de afrontar los retos estructurales que se iban presentando con el tiempo. Es el ejemplo de que con una idea clara y buena planificación se pueden lograr cosas increíbles, pues crearon uno de los edificios más altos y resistentes del mundo.

Entradas Relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.