BLOG PROYECTOS

Olafur Eliasson: El arte de la ilusión en la arquitectura

Sala de concierto HARPA en Dinamarca

Descubre como el arte y la arquitectura se unen en el trabajo de Olafur Eliasson

¿Cómo hacer que lo abstracto se vuelva tangible? Para el artista, arquitecto y diseñador de origen danés, Olafur Eliasson, la respuesta está en observar detenidamente lo que pasa a nuestro alrededor y transformarlo para que se vuelva un eje de discusión y nuevas ideas. A través de sus creaciones, el espectador se convierte en el instrumento que transforma las ideas del artista en obras de arte.

Olafur Eliasson explica: “El arte es la capacidad que tiene el mundo para investigar y tener una relación consigo mismo”. Por ello, gran parte de su carrera ha estado enfocada en trabajar con las ilusiones y las percepciones que tenemos de nuestro entorno, para así no dar por sentado lo que nos rodea y como consecuencia, poner frente a nosotros una interrogante necesaria para nuestro paso por el mundo “¿qué es lo real?”.

Su lienzo son los espejos y la luz, con los que juega de formas inimaginables para crear espacios inmersivos y experiencias que interactúan con los ambientes en los que se desarrollan. Así es como su trabajo se desenvuelve a gran escala, como muy pocos artistas lo han logrado. Sus primeros trabajos estuvieron enfocados en buscar en lo más invisible, jugar con la luz y el ojo humano, creando arcoiris y otras ilusiones que interactúan con los espacios de exposición.

Más adelante, en 1995 creó su propio estudio Studio Olafur Eliasson en Berlín, aprovechando el choque cultural que había sucedido tras la caída del muro de Berlín, una década antes. Aquí fue donde comenzó a utilizar espejos y la luz como herramienta, lo que le permitió establecer un debate en torno al cambio climático.

Obras como The weather project (2003) que se exhibió en el Tate Museum de Londres se centró en representar un enorme sol con el fin de visibilizar la atmósfera y el sol mismo por medio de espejos. La respuesta de los espectadores fue una interpretación del apocalipsis o simplemente una contemplación espiritual.

Luego de experimentar arduamente con la luz, Olafur Eliasson decidió abrir una compañía de arquitectura en la que aplicó todo lo que había aprendido sobre estructuras y materiales. Fue en 2011 que diseñó “Your Rainbow Panorama”, un mirador circular con ventanas de cristal en lo más alto del ARoS Kunstmuseum de Dinamarca. Este espacio funciona como un visor de distintos colores que conforman el arcoiris y que juega con la percepción visual.

En ese mismo año se presentó “HARPA” una sala de conciertos y conferencias, cuya fachada fue diseñada por Eliasson en colaboración con la firma Henning Larsen Architects. El resultado fue una estructura geométrica con más de mil módulos de vidrio y acero, inspirada en las piedras de basalto que se forman luego de que la lava de un volcán emerge de las profundidades y baja drásticamente su temperatura.

Su estructura interactúa con la luz para que caiga sola en la parte que se necesita y tiene espejos en el techo de la estructura para reflejar la luz en el piso. Por último se encuentra el edificio “Fjordenhus” en Dinamarca, un edificio sobre el agua en el que abundan las formas cilíndricas. Está formado por cuatro estructuras con formas complejas de ladrillos y hormigón, que en su interior guarda oficinas. Ahí se pueden apreciar diferentes obras de Olafur Eliasson, así como ventanas y puertas que cambian su forma a partir de su increíble diseño.

Las obras de Eliasson buscan cambiar nuestra percepción a través de un método de trabajo que como todos, comienza con la idea, y que después surge el problema de darle palabras a esa idea, es ahí donde él verbaliza las ideas a partir de su visión y su modo de crear. Todo a partir de la colaboración, que es fundamental para su objetivo.

Un artista versátil que sin duda se transforma en inspiración para crear nuevos proyectos que estén enfocados en crear una experiencia completa y sobre todo generen conciencia sobre nuestro entorno y todo lo que nos rodea como humanidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.