BLOG PROYECTOS

La increíble arquitectura de las olimpiadas de Tokio 2020

Las alucinantes construcciones de las Olimpiadas de Tokio

Después de posponerse un año, las Olimpiadas de Tokio 2020 se llevan a cabo a puerta cerrada, algo que no había sucedido desde la primera edición de la era moderna en 1896. Un evento que sin dudas pasará a la historia por su singularidad pero también por su asombrosa arquitectura que albergará las competencias del magno evento deportivo. 

En esta ocasión te daremos un recorrido por los recintos que darán vida a la justa deportiva, en la que diversos arquitectos han plasmado su visión para impresionar a todos los espectadores y los atletas. La firma Ellerbe Becket, Kengo Kuma, Hiroshi Hara y otros más son las mentes detrás de estos diseños. 

1. Estadio Olímpico de Tokio 

Este estadio es una reconstrucción del que se usó en las anteriores olimpiadas de Tokio, en 1964. Se utilizará especialmente para las ceremonias de apertura y clausura fue diseñado por el galardonado arquitecto Kengo Kuma, quien ha establecido un trabajo que rescata lo tradicional de la arquitectura en japón y lo mezcla con lo posmoderno. 

Tiene una capacidad para 68 mil personas y en su diseño, Kuma utilizó cedro para recubrir la estructura del estadio haciendo alusión a los materiales usados en la tradición japonesa. En el techo se utiliza acero y madera laminada para evitar daños causados por sismos o vientos fuertes. 

2. Ariake Arena

Esta sede diseñada por el arquitecto Kume Sekkei se construyó para darle lugar a los partidos de voleibol. Tiene un capacidad para 15 mil personas y también tiene inspiración de la arquitectura tradicional nipona, pues su techo es completamente curvo, sobre una superficie plana que en realidad es una isla artificial construida específicamente para los juegos 

Este sitio está rodeado por plantas y agua, una referencia directa de la tradición japonesa. 

3. Saitama Super Arena

Construida para albergar las competencias de baloncesto, esta arena fue diseñada por la firma estadounidense Ellerbe Becket y es una de las construcciones más singulares de esta edición debido a su sección móvil, es decir puede configurarse de diversas formas. 

Su interior puede transformarse en tres diferentes espacios con diferentes capacidades, una arena para 37 mil personas, un coliseo con capacidad de 22 mil asistentes y una sala de concierto donde pueden entrar 5 mil espectadores. Dicha transformación se hace en tan solo 20 minutos, moviendo grandes toneladas de construcción para adecuarse a diversos eventos simultáneos. 

En su estructura abundan el cristal y el acero y su fachada en forma de abanico tiene una altura de 60 metros que invita a la gente a su interior. 

4. Gimnasio Nacional Yoyogi

Firmado por el arquitecto Kenzo Tange, este gimnasio fue construido para la olimpiada de 1964, vuelve a la vida para formar parte de la justa olímpica. El innovador diseño de Tange se caracteriza por sus pronunciadas curvas, que a partir de dos cables cubren toda la estructura del recinto haciendo de éste una experiencia plástica muy particular para la época. El techo forma una espiral que termina en una punta, muy parecido a la arquitectura retomada por Pedro Ramirez Vazques para la Basílica de Guadalupe. 

5. Gimnasio Metropolitano de Tokio

Este particular edificio con geometrías complejas con arcos de 80 metros de longitud, fue diseñado por Fumihiko Maki durante la década de los 80. Su interior resguarda una piscina y dos edificios, uno de ellos tiene la capacidad para 2 mil personas. El techo que parece tener la mayor parte del edificio, sirve para que la luz entre de manera sutil en los espacios. Un diseño complejo pero que sin duda invita a la reflexión del espacio y las estructuras con tintes futuristas. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.