Pisos de madera de ingeniería - Pisos laminados - Pisos vinílicos Diferencias entre deck sintético residencial y comercial
Diferencias entre deck sintético residencial y comercial

2020-02-06

Diferencias entre deck sintético residencial y comercial

Cuando se trata de un espacio exterior, como un jardín, una terraza o una alberca, siempre buscamos un piso que se vea natural y rústico. Hasta hace poco, una opción para esto era el piso deck de madera natural, pero los inconvenientes que tiene es que no es para nada económico, es poco resistente a la humedad y tampoco es ecológico. A raíz de esto, surgieron en el mercado el deck sintético.

El deck sintético es un tipo de piso especial para uso en exteriores que está sustituyendo al deck de madera natural. En realidad, el uso de deck sintético tiene muchos beneficios. Debido a su fabricación y composición, el deck sintético es amigable con el medio ambiente, pues puede estar hecho de compuestos plásticos combinados con madera. Es además resistente al agua y a la humedad. Su apariencia suele ser parecida a la de madera natural y no necesita pintura, pues existen varias opciones en cuanto a diseños y colores se trata. También su instalación y mantenimiento son muy fáciles. 

Cabe mencionar que cada deck es diferente y se debe analizar y decidir en qué contexto se usará. Tenemos así, dos líneas de deck: el residencial y el comercial. Ya esto nos da una idea para considerar nuestra mejor opción.  

El deck sintético residencial es el más recomendado para usarlo en casas particulares. Suele ser más ligero que el deck comercial, y tiene una baja resistencia al desgaste,pero no por eso su calidad es inferior. Símplemente, está diseñado para lugares en los que el tráfico de personas es menor. Su duración, usado en este contexto,  puede llegar a ser de 10 años. 

Por su parte, el deck sintético comercial puede ser usado tanto en casas como en restaurantes, albercas, parques y cualquier otro lugar en el que el tráfico sea muy frecuente y concurrido. Es mucho más pesado pero ofrece la resistencia que uno residencial no tendría. Si se usa en un lugar muy transitado, su duración puede ser de hasta 5 años dependiendo el tránsito del lugar. En cambio, si es usado de manera residencial su duración puede llegar a ser de hasta 15 años. 

 

Más noticias