BLOG PROYECTOS

Lina Bo Bardi, la arquitecta de hechos

Conoce las construcciones con identidad de Lina Bo Bardi

Dentro del mundo de las artes, existen muchas personas que destacan por provenir de familias artistas; sin embargo, muchas otras han construido su propio éxito a pesar de sus orígenes como Lina Bo Bardi, una mujer artista y arquitecta. ¿Conoces su historia?

Lina Bo Bardi nació en 1914 en Roma, Italia. La descendencia de Lina se vio marcada desde sus inicios por su madre y su padre. Este último era un constructor y pintor, lo cual determinó su formación ya que Lina estudió arquitectura en la Facultad de Arquitectura de la Universidad de Roma, durante la década de 1930.

La vida política y social se vio muy activa, pues a pesar de que en la universidad donde dominada por el fascismo, Lina mantuvo una militancia comunista clandestina. En su intentó por alejarse del fascismo, se trasladó a Milán.

En dicho lugar abrió estudio junto a Carlo Pagani, así desarrolló sus dotes en el ámbito editorial y periodístico. En el año de 1946 se casó con Pietro Maria Bardi, un periodista, crítico, comisario y coleccionista de arte. Un personaje que sirvió su talento a Mussolini. De él Lina toma segundo apellido.

En 1946, Lina Bo Bardi, a la edad de 32 años llegó a Brasil. Un país donde se sumergió rápidamente en las diversas culturas del país. Del mismo modo, creó un nuevo lenguaje de diseño desde a partir de su propia experiencia en el país.

Las creaciones artísticas de Lina se caracterizaron por ser un alegato humanista en defensa de una arquitectura culta y ecológica. Entre las obras más destacadas de Lina está el Museo de Arte de São Paulo (MASP). Este proyecto se caracteriza por poseer una gran dimensión física y técnica, pero también una importante relevancia social.

A nivel nacional, el MASP es mucho más que un simple museo, pues sus características arquitectónicas lo convirtieron en un ejemplar de São Paulo, además de proyectarse como un antimuseo, debido a la carga social. El MASP se compone por ventanales de vidrio que se alzan entre dos moles de hormigón a modo de relleno de un colosal sándwich suspendido en el aire. Esto último dificultó la ubicación de las obras a la manera tradicional, por lo cual Lina inventó un modelo expositivo que levita los cuadros como dentro de unos caballetes de cristal.

Un dato interesante del MASP es que, a pesar de que su construcción empezó en 1957, el MASP finalizó en 1962, pues durante su construcción existieron numerosas interrupciones; sin embargo, una vez terminado recibió grandes elogios de la comunidad arquitectónica internacional.

Al final de la década de 1970, Lina construyó una de sus obras más controversiales: el edificio SESC – Pompéia. Entre las obras más relevantes de la arquitecta se encuentran:

  • Instituto Lina Bo y Pietro Maria Bardi (Casa de Vidro), São Paulo
  • Museo de Arte de São Paulo, São Paul
  • Proyecto de la “Casa da Cultura”
  • Iglesia del Espíritu Santo do Cerrado, Minas Gerais
  • Museo de Arte Moderno de Bahía
  • Teatro Oficina, São Paulo
  • SESC Pompéia – Fábrica, São Paulo
  • Reforma del “Palácio das Indústrias”, São Paulo (inconclusa).

Bo Bardi tuvo una intensa vida cultural hasta el final de su vida, ya que se mantuvo activa. Falleció en 1992, en São Paulo. Lina Bo Bardi dejó una marca indeleble en Brasil. Además de obras de arquitectura, Bo Bardi produjo para teatro, cine, artes plásticas, escenografía, diseño de mobiliario, entre otros; por lo cual se ha posicionado dentro de la historia de Latinoamericana como una arquitecta fiel a sus creencias y dejar una huella importante en el mundo de la arquitectura.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.