Interiorismo

¿Cómo hacer tu ofrenda de Día de Muertos?

El altar, o la famosa ofrenda, es una de las tradiciones más significativas del Día de Muertos, pues a través de ella nos conectamos con las memorias y recuerdos de nuestros seres queridos. Aquí te decimos cómo incluir los elementos más importantes en tu ofrenda:

  • Niveles. Muchas ofrendas suelen tener más de un nivel: en el primero se colocan los elementos pertenecientes a la tierra (frutos, petates, etc.), mientras que en el nivel superior se coloca la foto del difunto, que representa el cielo. Puedes crear estos niveles con guacales o cajas de cartón, cubriéndolas con papel picado de colores.
  • Flor de cempasúchil. Flores típicas de la temporada, representan el camino que los difuntos tomarán hasta llegar al altar. Crea un camino desde la puerta de tu casa hasta la ofrenda, o un arco decorado con las flores de cempasúchil. Este arco será la entrada de nuestros difuntos a su altar.
  • Veladoras. Las veladoras son la luz que guiarán el camino de los difuntos. Las moradas representan luto y las blancas la pureza. Puedes crear un sendero que acompañe a las flores de cempasúchil o simplemente colocarlas en los niveles de tu ofrenda.
  • Altares. Los altares están hechos para ellos, por lo que deben ser protagonistas. Coloca los objetos que conserves de tus difuntos o algo que permita homenajearlos (guitarras, libros, juguetes, alguna prenda, etc.).

 

Estos son algunos elementos esenciales para la ofrenda del Día de Muertos, pero lo importante es que explotes tu creatividad y crees una ofrenda muy bonita para tus seres queridos y recordarlos.

Entradas Relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *