Pisos de madera de ingeniería - Pisos laminados - Pisos vinílicos Cuidado y limpieza de un piso laminado
Piso laminado, cuidados para mantenerlo reluciente

2016-09-20

Piso laminado, cuidados para mantenerlo reluciente

Contar con un piso laminado es una excelente opción para hogares y oficinas, porque brinda una atmósfera elegante, además de que es durable y funcional, pero como en todo requiere de su limpieza para mantener su imagen óptima.

Mantener reluciente un piso laminado no es difícil, ya que puede ser parte de una limpieza rutinaria en el inmueble, aunque hay que tomar en cuenta que un piso no se tiene que estar trapeando tan seguido.

Lo principal que debes considerar es quitar el polvo y limpiar con un trapeador seco; para una limpieza más a fondo es recomendable aplicar agua tibia o limpiadores suaves, pero mucho cuidado con no utilizar limpiadores fuertes que pueden dañar tu piso laminado (tal es el caso del blanqueador u otros químicos).

Asimismo, es importante que no dejes ningún tipo de líquido acumulado por mucho tiempo en este tipo de superficies, por lo que ante cualquier derrame debes limpiar inmediato con un trapo para que el líquido no permanezca en el piso.

Toma en cuenta que el limpiador más suave que existe es el agua tibia, así que no requieres de mayor sustancia para tu piso laminado, con la finalidad de que no se dañe el recubrimiento protector laminado.

En caso de que haya lodo, tinta, refresco o algún material que ensució de más tu piso laminado, puedes utilizar una cubeta con agua caliente y un detergente suave o hasta shampoo para bebé; otra opción es usar limpiador de ventanas en una pequeña cantidad dirigida específicamente hacia la mancha y se limpia con un trapo ligeramente mojado en agua tibia.

Puedes usar trapos de microfibra no abrasivos para marcas de crayón o refresco, aunque si la mancha se resiste puedes agregar un poco de detergente al trapo para quitarla. Algunos recomiendan una combinación de agua con vinagre para diluir este último que en forma pura puede ser abrasivo, pero hazlo sólo en caso de una mancha verdaderamente difícil y asegúrate de que sea un cuarto de taza de vinagre blanco en 1000 mililitros de agua.

Más noticias